914 017 465
Alteraciones de la Sexualidad en la menopausia
alteraciones-sexualidad-menopausia

La Dra. Carmen Verdu ha escrito un articulo publicado en la PLATAFORMA DEL OPTIMO DESARROLLO HUMANO

La menopausia trae consigo un cortejo sintomatológico específico que interfiere en la calidad de vida de la mujer y que está vinculado a la disminución de los niveles hormonales.

La disfunción sexual en la mujer podemos definirla como la alteración en cualquier fase del ciclo de respuesta sexual. No es exclusiva de la menopausia: afecta al 43% de las mujeres de todas las edades, pero es más frecuente, hasta un 51%, en la etapa perimenopáusica y en la menopausia en relación con el déficit hormonal.

Los trastornos sexuales más frecuentes en la menopausia según la AFUD (American Foundation Of Urological Diseases) están clasificados en cuatro grupos

Deseo sexual hipoactivo o ausente: consiste en una falta de fantasías y deseos eróticos

Anorgasmia o incapacidad para alcanzar el orgasmo

Dispareunia o dolor genital asociado a la actividad sexual

Vaginismo o espasmo involuntario y persistente del tercio externo de la musculatura vaginal, que interfiere con la penetración

En los cuatro grupos de trastornos vamos a encontrar causas psicológicas como estrés, baja autoestima, trastornos de la personalidad, alteraciones de la

afectividad, depresión, ansiedad, estrés postraumático o dificultades de relación con la pareja.

Otras de las causas pueden ser enfermedades crónicas y degenerativas y las drogas o fármacos utilizados en su tratamiento.

Y por último, los cambios hormonales ligados a la menopausia que van a ocasionar una atrofia del aparato sexual femenino y del tracto urinario bajo, lo que hoy en día se conoce como Síndrome Genitourinario de la Menopausia, y cuyos síntomas son sequedad vaginal, dispareunia, irritación local/quemazón, frecuencia y urgencia urinaria, incontinencia urinaria e infecciones recurrentes del tracto urinario

El tratamiento de la disfunción sexual en la mujer menopáusica debe ser un tratamiento integral que abarque tanto los problemas físicos como psicológicos de la mujer y tiene unos objetivos claros:

Intervención psicoterapéutica, mediante asesoramiento y/o terapia intensiva por profesionales expertos de la pareja

Prevención y/o tratamiento de la atrofia vaginal y su sintomatología asociada

Modulación de las bases neurofisiológicas que participan en el acto sexual

La prevención y/o tratamiento de la atrofia vaginal y su sintomatología asociada es una de las bases más importantes para evitar la disfunción sexual en la

menopausia. Para ello, se deben intentar eliminar los fármacos que puedan interferir o causas mayor atrofia, como por ejemplo los antidepresivos.

Hay que establecer un programa de habilidades sexuales para prevenir y tratar la atrofia, así, se debe mantener la actividad sexual, tanto en pareja como individualmente... Descarga el articulo completo en uakix.com

Utilizamos cookies propias y de terceros. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Acepto