914 017 465
La cistitis y otras molestias vaginales en la menopausia
Escrito por Dra. Carmen Verdu
Posted on Febrero 25, 2015
cistitis-menopausia-molestias-vaginales

Una gran parte de las molestias urinarias, incluyendo la cistitis, y de las molestias vaginales que se producen en la mujer a lo largo de su vida reproductiva y después en la menopausia tienen que ver con un proceso de atrofia vaginal y vulvar .

La vagina, debe mantener durante toda la vida de la mujer unas condiciones idóneas de salud y permitir una vida sexual satisfactoria. Pero además actualmente sabemos que la atrofia vaginal se acompaña muchas veces de todo un cortejo de síntomas urinarios como son las ganas constantes de orinar, el dolor al orinar, las cistitis de repetición, etc. de tal forma que actualmente ya no se habla de atrofia vaginal en la menopausia sino que se habla de Síndrome Genitourinario de la menopausia.

La atrofia de la vagina y de la vulva son la consecuencia de la falta de estrógenos u hormonas femeninas por excelencia. Esta caída de estrógenos se produce sobre todo después de la menopausia, pero no solamente en esta situación.

Hay otras situaciones que condicionan la disminución de estrógenos, así en el postparto y en la lactancia, por la toma de anticonceptivos orales, por el uso de medicación sobre todo para el cáncer de mama como el Tamoxifeno que son de efecto antiestrogénico. También la quimioterapia y la radioterapia en la zona van a producir la vaginitis atrófica.

Pero además la falta de estrógenos condiciona alteraciones también en la vulva, en los músculos de suelo pélvico, en la mucosa de la vejiga y en la uretra, de tal forma que se produce una sintomatología muy molesta para las pacientes que la sufre.

La atrofia vaginal produce una serie de inconvenientes que van a influir en la sexualidad, así se produce una pérdida de elasticidad, sequedad vaginal, picores, escozor, dolor en el acto sexual y ocasionalmente sangrado durante el mismo, esto conlleva a una disminución del deseo y de la actividad sexual y a unas relaciones sexuales no satisfactorias.

Pero a todo esto se une la sintomatología urinaria, con las molestias urinarias, infecciones de repetición e incluso en algunas mujeres las pérdidas urinarias por incontinencia.

El tabaco, la obesidad y no hacer ejercicio producen un mayor riesgo de tener atrofia vaginal en la menopausia

Todas las mujeres deben consultar a su médico, cualquier sintomatología de este tipo y es deber de nuestros médicos interesarse y preguntarnos por nuestra salud vaginal.

No existe un tratamiento estándar para estos trastornos, los tratamientos deben adaptarse a las necesidades y preferencias de la mujer.

En Idea Clinic empleamos unas pautas de tratamiento para la atrofia vaginal de nuestras mujeres evitando los problemas que esta produce.

Indicamos unas medidas higiénicas:

    • Utilizar jabones neutros.
    • No utilizar desodorantes íntimos
    • No utilizar protectores tipo salva-slip
    • No utilizar papeles higiénicos coloreados o muy irritantes
    • Evitar la ropa interior de nylon
    • Evitar cremas espermicidas y los preservativos
    • Evitar la obesidad
    • No abandonar la actividad sexual pues aumenta la atrofia.

Y entre las medidas farmacológicas:

    • Hidratantes vaginales, óvulos y cremas a base de acido hialurónico y otros productos que retienen agua y la liberan lentamente. Se utilizan dos o tres veces por semana.
    • Lubricantes, asociados al uso regular de hidratantes y empleados fundamentalmente para facilitar las relaciones sexuales.
    • Productos basados en la nanotecnología que llevan factores de crecimiento y se pueden utilizar tanto interiormente como en la vulva para rejuvenecimiento genital.
    • La inyección de ácido hialurónico en las paredes de la vagina para aumentar la hidratación y para aumentar el tan controvertido punto G ¿existe? ¿no existe?, lo que sí es cierto es que en la pared anterior de la vagina existen unas ramificaciones nerviosas en las que al parecer están aumentada la sensibilidad aunque anatómicamente no se pueda definir como tal.
    • Tratamiento hormonal local, a base de óvulos de contenido estrogénico, con efecto totalmente local en su mayoría, por lo que no producen efectos a nivel general y estudios realizados con estos tratamientos indican que son seguros y que revierten la atrofia urogenital. La última novedad es el anillo vaginal de liberación lenta y sostenida de estrógenos, que una vez colocado tiene una duración de tres meses y posteriormente puede colocarse nuevamente
    • Tratamiento hormonal sistémico. En Idea Clinic empleamos hormonas bioidénticas que aprovechan los beneficios de la terapia hormonal sustitutoria con muchos menos efectos secundarios. Estos tratamientos además van a corregir los problemas óseos y realizar prevención de eventos cardiovasculares en las mujeres con menopausia, así como los síntomas vasomotores conocidos como sofocos.

SI PADECES ALGUNO DE ESTOS SÍNTOMAS CONSULTANOS, PODEMOS AYUDARTE.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Acepto